Hoy Te Quiero Dar Gracias 2010

Un año mas esta caducando y no quiero que se esfume sin antes dar gracias por todo, tanto lo bueno como lo malo transcurrido durante este año moribundo.

 Quiero agradecer por lo intenso que este año fue, por los gratos e intensos  momentos vividos, esos que dejaran una profunda y  dulce cicatriz sobre mi piel. Quiero agradecer por las heridas aun por sanar,  ya que gracias a ellas hoy puedo ser alguien un poquito más sabio.

 Quiero agradecer por las nuevas personas que entraron en mi vida, por las que por más que lo intenté no permanecieron en ella, pero también a esas personas que han estado, están y estarán y es también a esas personas a las que les agradezco el haberme abierto las puertas de sus vidas y de sus corazones. Y tambien le agradezco a esas personas que me hicieron llorar de la alegria y que me ayudaron a retomar nuevamente mi camino.

 En este año reí tantas veces como llore, mas mis lágrimas no fueron en vano y el hecho de poder reír  me hizo ver que en el mundo  existen mil motivos para ser feliz aunque las cosas no sean perfectas o como uno las espera y vayan mal y que lo que llego, se fue y jamás volvió es porque carece de importancia y utilidad en mi vida. Y es gracias a esas lágrimas y sonrisas que puedo amar con sabiduría y precaución.

 En verdad agradezco los buenos momentos y también a los malos porque pudieron haber sido peores.

Agradezco el hecho de que aun por mis venas fluyan nuevas energías  y el hecho de estar sana, salva y completa.

Agradezco por todo lo bueno, lo malo y por lo que todavía ha de venir…

 Gracias mil!!!

Anuncios

Confusión De Palabras

Quiero poblar estas hojas con letras, letras que expresen mi sentir, la confusión que siente mi alma.  Son tantas cosas que no sé cómo poner en orden  mis sentimientos, no encuentro la forma de plasmarlos.

  Tal vez deba comenzar diciendo lo feliz que me siento estando junto a las personas más importantes de mi vida. Quizás deba mencionar que aunque me sienta feliz,  siento una enorme inquietud en mi corazón, siento como los asuntos pendientes  invaden mi mente  y atormentan mis sueños. Tal vez deba mencionar que aunque tenga mis propios demonios por dentro y mi propia sucursal interior del infierno aun mi corazón tiene espacio para añoranzas e ilusiones, que aun él espera,  espera pacientemente y no pierde las esperanzas. A pesar de los engaños y desaciertos  el amor sigue siendo el anfitrión de mi vida, el tema principal y lo seguirá siendo hasta que encuentre lo que tanto ando buscando. Es él el responsable de todo lo que escribo, de todo lo que respiro, de todo lo que sueño, de todo lo que deseo, de todo lo que espero…

 Lo que trato de plasmar aquí es un popurrí de sentimientos e inquietudes, quizás por ser un popurrí  resulta tan complicado escribirlo.

 Siento a las palabras hacer un desorden en mi cabeza, se mezclan, se embriagan, actúan como locas para que yo no pueda unirlas y formar una oración con sentido que pueda explicar exactamente lo que siento.

 Respiro profundo y trato de apelar a la conciencia de esas palabras  que fluyen como locas por mi cabeza.  Forzo mis ideas a ponerse en orden, trato de mantener el control para no volverme loca, al menos no antes de expresar lo que verdaderamente siento, esa confusión que socaba mi existencia.

 Oh! No puede ser, no solo son simples palabras las que están amotinándose en mi cabeza, también hay signos de interrogación, los martirizantes y jodidos signos de interrogación.

 Al parecer mis palabras se están volviendo un poco sumisas y me permiten decir lo mucho que deseo encontrarle una solución a todo, la solución a mis terribles tormentos, los que cada vez empeoran más en vez de alivianarse.

Ah! Mis  palabras, mis locas palabras quieren que yo confiese, si, que confiese lo mucho que lamento haber tomado tan malas decisiones.

 Rayos! No solo son simples palabras y signos de interrogación  que fluyen en esta cabecita loca, también hay nombres, nombres cuyas iniciales empiezan con A, J, M…  Mezcla de buenos momentos  como de desagradables situaciones y de pésimas decisiones, gente que amé y me amó y que me amó y no amé, pero es la M la que constantemente martilla las paredes de mi mente, rayos y centellas!

 Ahora quiero dejar en paz mis palabras, al menos solo por ahora, les daré una tregua, dejare que se ordenen, que busquen su lugar para que ayuden a que mis sentimientos fluyan a través de ellas. Como dijo Mario Benedetti en su “Piedritas En La Ventana”: “Mucho queda por decir y callar y también quedan uvas para llenar la boca…”

Esos Días

Hay días en que todo pasa normal, si pienso en ti nada me duele, de hecho, todos estos días lo he hecho muy bien, tu recuerdo no me ha dolido ni me ha atormentado en lo absoluto, hasta ese fatídico día…

Vi tu reflejo y supe inmediatamente que eras tú, aunque en ningún momento nos vimos frente a frente, pero me basto para darme cuenta que eras tú. Desde ese instante mi mirada perdió su brillo y la sonrisa que se dibujaba en mi rostro despareció. Y aquí estoy como una tonta perdiendo el tiempo añorándote, deseando que estés junto a mí, desde ese día  me he sentido curiosa en saber como estas, que haces. Sé que no te imaginas que sufro por ti, que sufro el hecho de querer tenerte a mi lado, de volver a vivir aquellos días maravillosos, esos días en  los que fui feliz, sufriendo aun estoy tus mentiras y engaños.

Me muero de deseos por llamarte, por escuchar tu voz y sentir tu cercanía, la calidez de tus besos, lo electrizante de tus caricias. Pero me contengo por miedo. Miedo a que no me respondas el teléfono  y por ende me  sentiré infeliz y miserable. Miedo a quedar en ridículo porque fui yo quien puso un alto a todo. Miedo a quedar expuesta, a que sepas que te llamo porque me muero por ti, miedo a que uses eso como excusa para jugar conmigo, pasar solo un momento intenso  y desaparecerte por semanas, para después sorprenderme con tu presencia.

No te niego que de vez en cuando siento ganas de llorar, llorar porque sé que no volverás y si volvieras las cosas no serian igual que antes. Deseos de llorar por lo estúpida que soy por todavía creer que regresarás.

Al tiempo y al espacio que me ayuden con esta carga que no soporto, imploro que me ayuden a olvidarte, arrancarte de mí de una buena vez por todas, y cuando te vea no sentir nada, ni temor, ni angustia,  ni ansias, ni una pizca de deseo por ti.

Siento tantas ganas de decirte que te amo, de abrirme a ti, de que conozcas mis verdaderos sentimientos, mas no lo hago porque sé que no eres merecedor de ello, porque eres un miserable mentiroso egoísta que solo piensa en sí mismo y no en el daño que causa en los demás.

Una vez más imploro al tiempo y al espacio que me ayuden a olvidarte, que me ayuden porque son mis únicos aliados y son los únicos que tienen la cura para tanto dolor y sufrimiento, para tanto llanto imparable.

En Busca De Respuestas

Voy buscando a tientas sin cesar, abriendo puertas sin pensar, busco luz, busco una señal, busco respuestas para tanto vagar. Quiero creer mas no sé en qué,  quiero soñar pero no sé con qué. Quiero luz, quiero claridad, quiero respuestas, quiero una señal.

Levanto  mi mirada al cielo, lo escruto profundamente mas nada puedo hallar. Solo veo perseidas y estrellas fulgurantes como también fugaces. Alzo mi voz gritando mis preguntas mas la negrura de la noche y la inmensidad del cielo se la tragan y solo llegan dudas, más dudas.

En mi desesperación por encontrar las respuestas abro libros místicos, toco puertas escuetas y camino por ese túnel siniestro, túnel largo e interminable donde no se puede avistar ni siquiera un halo de luz.

Sigo buscando respuestas  pero ellas huyen como bandidos, ya la desesperación me encarcela, me condena, me arroja a ese mar bravo lleno  de dudas, esas dudas llamadas inevitables y corrosivas.

Hoy mi alma brama, aúlla, grita, exclama por respuestas. Voy por un camino que aparenta ser hermoso, repleto de hermosas flores silvestres, de preciosos animalitos con mirada cristalina,  el camino se va haciendo largo y cansón, voy descubriendo algunas respuestas, discerniendo algunas cosas mas tropiezo y caigo, siento que me precipito en un vacio sin  fondo mientras en mi cabeza afloran los “Por Qué”.

Quiero luz, quiero claridad, quiero respuestas, quiero una señal…

 

Por Que Todo Tiene Que ser Complicado

Quiero abrir mis ojos y darme cuenta que todo está resuelto o que fue tan solo un mal sueño. Quiero abrir mis ojos y que tú estés a mi lado, qué deseo tan grande de que todo fuera un poquito más fácil y   diferente. Quisiera poder  tener una maquinita del tiempo para retroceder y arreglar todo  lo que hice mal, aunque a veces me asalta la duda y me pregunto si eso haría las cosas mejores, si  hubiera  obrado  de otra manera, ¿Estarías aun a mi lado? ¿Estuviera yo  pasando y sintiendo lo de ahora? O si las cosas las hubiera hecho de otra manera ¿tendría yo los hermosos recuerdos que atesoro ahora en mi corazón?  Dios mío ya no se qué hacer, no sé qué puertas abrir o tocar, no se hacia donde debo correr o si detenerme en el camino.

Quiero tantas cosas para mi vida pero ya no se qué hacer para conseguirlo. Si no eres tú pues pido que sea otro que me de amor y respeto, que borre de mi  mente y mi piel tus huellas, que se quede ahí conmigo. ¿Porque tiene todo que ser tan malo?

Por qué no logro controlar mi mente y mis deseos. Sé que ya me has hecho bastante daño, sé que solo me usaste, sé que me has herido de todas las formas posibles pero aún me tienes aquí, a tus pies, sufriendo por ti, anhelando tu regreso, prefiriendo ser usada por ti que ignorada y abandona como lo has hecho hasta ahora. Y no dejo de preguntarme qué hice mal, por qué no te quedaste conmigo, aunque sé  que cosa hice mal,  hice mal en entregarme a ti esa primera noche, hice mal en continuar haciéndolo, permitirte que me usaras, pero tengo mi defensa para eso: porque desde el primer momento te ame, sentí cosas que jamás había sentido, cosas nuevas, me enseñaste todo un mundo de sensaciones, te convertiste en el centro de mi universo desde ese momento hasta entonces, pero de que me vale tener esa defensa cuando ante tus ojos soy una más del montón, una a la que hieres con tus suposiciones, un peon en tus fichas de ajedrez. ¿ Y como puedo yo seguir amándote después de todo eso?  Dios mío cómo? Cómo es posible???  No lo sé, solo sé  que te amo hasta los tuétanos, te amo y quisiera no amarte pero no hay manual para dejar de hacerlo…

 

Nunca Te Tuve

 

El dicho reza: "Deja que se vaya, si vuelve es tuyo, si no vuelve nunca lo fue…"  Hoy veo todo con claridad, entiendo a la perfección que nunca fuiste mío, la verdad es que nunca me sentí con la propiedad ni el derecho de pronunciar el adjetivo posesivo  "Mío", nunca me sentí  con el derecho porque la realidad nunca te tuve.

 Cuando las cosas saldrán mal o no son como debieran, suceden una serie de acontecimientos que te alertan, tu 6to sentido empieza a parpadear como una luz intermitente, pero en ese momento estas tan enamorada, ilusionada y feliz que decides ignorarlo y considerarlo como paranoia tuya, tratas de embotellarte el dicho ese de "Vive el momento", te sientes tan bien en las nubes que te olvidas de que la tierra existe, pero es cuando la nube sobre la que estas montada se esfuma es que vas cayendo en picada hasta que llegas a la tierra y te golpeas fuertemente, quedas inconsciente, entras en un estado de coma del que crees jamás despertaras, en ese estado de inercia solo sientes una cosa:  el dolor del corazón mientras se desangra y se desintegra. Luego despiertas del coma pero resentida aun por el fuerte golpe recibido. A medida que van pasando los días vas entendiendo todo  con  más claridad  y aceptándolo, caes en la cuenta de que nunca fuiste dueña de nada, que todo fue una burda mentira.

 Hoy vas por el mundo usando y desechando a tu antojo mientras yo, aunque desperté del coma, de esa oscuridad, de ese vacío jamás volví a ser la misma, los pedazos de mi corazón aun no se empatan, aun sangra donde fue cosido, yo aun pienso en ti, tengo tu recuerdo vivo en mi memoria como si fuera ayer y me duele saber que nunca fuiste  mío.

 Aunque trato de disimular y convencerme a mi misma que todo está bien, que tu recuerdo no me duele, aun me entristezco en esas mañanas en las que me despierto con tu imagen grabada en mi memoria, aun pienso en ti cuando me acuesto por las noches y cuando Morfeo  me seduce  es contigo que suelo soñar,   aun no puedo escuchar esa música que tanto te gusta a ti y a mí porque son puñales, no puedo escuchar ninguna canción que hable de amor o desamor, aun no puedo, porque mi corazón es débil y no me termino de recuperar del trauma de la terrible caída, aun sigues  en mi aunque no mereces que siga pensando en ti, sufriéndote.

 Desde aquel fatídico día de mi mortal caída no he vuelto a saber de ti, y sé que no volveré a saber más de ti porque yo misma te sentencie, porque a pesar de estar herida y desangrada, antes de caer en ese coma profundo,  yo fui quien puso los puntos sobre las íes, yo fui quien te sentencio y al mismo tiempo me condene. Fue mucha la fuerza y el valor que tuve que extraer para pronunciar tu sentencia, para decir aquellas palabras que luego me hicieron caer en ese coma profundo. Ya no estás conmigo pero tu recuerdo continua vivo en mi memoria,  brillante como la luz de una supernova.  

 Pasó todo este tiempo, te borre de todo, menos de mi corazón ni mi memoria…

 Dicen que cuando deseas algo el universo conspira a tu favor, pero al parecer no te he deseado lo suficiente o el universo sabe que eres nocivo para mi corazón y evita a toda costa que regreses a mí. Si es así, entonces le ruego al universo que me ayude a arrancarte de mi mente y mi corazón para siempre, pero si resulta que no, le pido al universo que te regrese a mis brazos y que adhiera tu corazón al mío, enlace tu alma con la mía para que nunca, nunca más te vayas de mí.

 

                                  "La vida me dice a gritos que nunca te tuve y nunca te perdí"

Moriste Pero Vives

Removiendo objetos del pasado y desempolvando  recuerdos  me tope con aquello que me regalaste poco antes de tu muerte y me sorprendí porque a pesar de que tu cuerpo dejo de existir sentí que aún no te habías ido.

Aquello estaba lleno de tu pelo enmarañado y no pude evitar quedarme anonadada ante el choque con la realidad, ya que mientras tu cuerpo hace mucho se hizo polvo  ahí están las hebras de tu cabello intactas.

La realidad es que aunque tu cuerpo  hace mucho tiempo yace  sin vida, tú todavía no te has ido, siento que todavía estas ahí, afanando día a día  y que si decidiera tomar el teléfono y marcar tu número  me contestarías. Es que siento que no te has ido.

La canción dice “Tu mano pequeña diciéndome adiós, esa tarde de lluvia en San Juan”, si, esa tarde lluvia en San Juan, esa tarde sombría y gris cuando nos despedimos de ti, cuando te depositamos en tu morada final y pareció como si el cielo llorara junto a nosotros  tu muerte. Jamás lo olvidare, el día amaneció  soleado y radiante  pero a medida que las horas fueron pasando  se fue volviendo gris y gotas de agua provenientes de las alturas  rodaban por nosotros  cuando  te decíamos el ultimo adiós, pero tú no te fuiste, tú no te has ido, tú no te iras jamás, permanecerás  en mi y en cada uno de nosotros, pero mas en mi porque ellos no tienen lo que tengo yo…