Nunca Te Tuve

 

El dicho reza: "Deja que se vaya, si vuelve es tuyo, si no vuelve nunca lo fue…"  Hoy veo todo con claridad, entiendo a la perfección que nunca fuiste mío, la verdad es que nunca me sentí con la propiedad ni el derecho de pronunciar el adjetivo posesivo  "Mío", nunca me sentí  con el derecho porque la realidad nunca te tuve.

 Cuando las cosas saldrán mal o no son como debieran, suceden una serie de acontecimientos que te alertan, tu 6to sentido empieza a parpadear como una luz intermitente, pero en ese momento estas tan enamorada, ilusionada y feliz que decides ignorarlo y considerarlo como paranoia tuya, tratas de embotellarte el dicho ese de "Vive el momento", te sientes tan bien en las nubes que te olvidas de que la tierra existe, pero es cuando la nube sobre la que estas montada se esfuma es que vas cayendo en picada hasta que llegas a la tierra y te golpeas fuertemente, quedas inconsciente, entras en un estado de coma del que crees jamás despertaras, en ese estado de inercia solo sientes una cosa:  el dolor del corazón mientras se desangra y se desintegra. Luego despiertas del coma pero resentida aun por el fuerte golpe recibido. A medida que van pasando los días vas entendiendo todo  con  más claridad  y aceptándolo, caes en la cuenta de que nunca fuiste dueña de nada, que todo fue una burda mentira.

 Hoy vas por el mundo usando y desechando a tu antojo mientras yo, aunque desperté del coma, de esa oscuridad, de ese vacío jamás volví a ser la misma, los pedazos de mi corazón aun no se empatan, aun sangra donde fue cosido, yo aun pienso en ti, tengo tu recuerdo vivo en mi memoria como si fuera ayer y me duele saber que nunca fuiste  mío.

 Aunque trato de disimular y convencerme a mi misma que todo está bien, que tu recuerdo no me duele, aun me entristezco en esas mañanas en las que me despierto con tu imagen grabada en mi memoria, aun pienso en ti cuando me acuesto por las noches y cuando Morfeo  me seduce  es contigo que suelo soñar,   aun no puedo escuchar esa música que tanto te gusta a ti y a mí porque son puñales, no puedo escuchar ninguna canción que hable de amor o desamor, aun no puedo, porque mi corazón es débil y no me termino de recuperar del trauma de la terrible caída, aun sigues  en mi aunque no mereces que siga pensando en ti, sufriéndote.

 Desde aquel fatídico día de mi mortal caída no he vuelto a saber de ti, y sé que no volveré a saber más de ti porque yo misma te sentencie, porque a pesar de estar herida y desangrada, antes de caer en ese coma profundo,  yo fui quien puso los puntos sobre las íes, yo fui quien te sentencio y al mismo tiempo me condene. Fue mucha la fuerza y el valor que tuve que extraer para pronunciar tu sentencia, para decir aquellas palabras que luego me hicieron caer en ese coma profundo. Ya no estás conmigo pero tu recuerdo continua vivo en mi memoria,  brillante como la luz de una supernova.  

 Pasó todo este tiempo, te borre de todo, menos de mi corazón ni mi memoria…

 Dicen que cuando deseas algo el universo conspira a tu favor, pero al parecer no te he deseado lo suficiente o el universo sabe que eres nocivo para mi corazón y evita a toda costa que regreses a mí. Si es así, entonces le ruego al universo que me ayude a arrancarte de mi mente y mi corazón para siempre, pero si resulta que no, le pido al universo que te regrese a mis brazos y que adhiera tu corazón al mío, enlace tu alma con la mía para que nunca, nunca más te vayas de mí.

 

                                  "La vida me dice a gritos que nunca te tuve y nunca te perdí"

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: