Pesadilla o Realidad

Escribo sobre estas líneas pero no estoy consciente de mi realidad. Después de haberme enterado de golpe de la cruda realidad, el haberme dado cuenta de la verdad me ha dejado en un estado casi de shock, no salgo de mi asombro pero tampoco distingo si todo lo que estoy viviendo es realidad o una pesadilla, el darme cuenta que bajo esa persona con la que compartí tantos bellos momentos se podría esconder tanta falsedad, tanta mentira y tanta crueldad me ha inducido a un estado de auto negación,  de asombro, en verdad no puedo creer que ese seas tú, y no puedo evitar caer en lo mismo y hacerme las mismas preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Por qué tú? ¿Por qué así? ¿Qué es lo que estoy pagando? ¿Cuándo saldaré esa deuda?

Solo sé que soy yo y cuál es mi realidad mientras me vuelco en el trabajo pero una vez  acabada la jornada y me encierro entre esas cuatro paredes vuelvo a sentirme triste, perdida, confundida, trato de salir y distraerme pero en cuanto tiene oportunidad la amargura me acecha y viene a carcomerse los sesos.

Giro mi mirada hacia un lado y otro, trato de distraerme, me sacudo pero aun así no logro salir de este trance, mi corazón, temeroso,  late con fuerza, mis parpados se niegan a cerrarse, no encuentro lugar donde mi cuerpo y mi alma estén a gusto, estoy desesperada, sigo caminando a través de este largo, estrecho y oscuro túnel, voy a tientas con lo poco que me queda que es la esperanza de poder hallar aunque sea tan solo un rayo de luz. Mi espíritu está sumido en una profunda angustia, siente ansias de gritar pero no tiene fuerzas, quiere llorar pero sus lágrimas se le secaron de golpe, cuando ríe lo hace cínicamente pues no distingue entre la risa y el sollozo.

Desesperación, desesperación por no saber lo que  pasara en el futuro,  por no saber cuándo terminara esta masacre de mi corazón y mis sentimientos. Y una vez más no puedo evitar las preguntas: ¿Qué hago? ¿Cuándo terminará toda esta pesadilla? ¿Acaso estaré hecha para estar unida a la soledad? ¿Acaso estaré hecha para los encuentros ocasionales, las relaciones cortas y de mentira, los segundos lugares?

No quiero ser el desahogo de nadie, ni tampoco su pasarratos, no quiero ser plato de segunda mesa, no quiero estar relegada al segundo lugar… Yo me merezco mucha más que eso!!!!

 

“Soledad, sé que por un tiempo me alejé de ti y rompí la promesa  para no ser infeliz y ahora estoy aquí llorando por haberlo amado tanto…”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: