El Sonido del Viento

  

Escudriño el sonido del viento, siento como roza mi piel, trato de prestarle atención a su muda voz porque siento que a través de él me hablas. Siento que cada vez que desalborota mi pelo o me acaricia el rostro es como si fueran tus manos, tus dulces, suaves y laboriosas manos.

El viento, el embriagador y refrescante viento, gira y gira en el entorno, hace bailar de alegría las hojas de los árboles. Tan travieso el viento, tan juguetón pero al mismo tiempo tan melancólico. Cuando escucho su sonido me entristezco y una lágrima va rodando por mi rostro cuando recuerdo los momentos vividos junto a ti.

Viento cruel que me hace recordar que ya no estás aquí y lloro desconsoladamente, y me entierro en el pasado, en ese pasado donde estabas tú, donde el mismo viento que ahora me susurra también rozo tu pelo. Ese viento, que tuvo la dicha de conocerte en cada una de tus etapas y que te acompaño hasta tu destino final. Si, ese mismo viento hoy me susurra, me habla con su muda voz y quiero creer que me has enviado un mensaje con él, quiero creer que te impregnaste en él y que me estarás acompañado en cada uno de mis pasos.

Busco al viento cada noche y le ruego que te de mi mensaje, le pido que te diga cuanto he llorado tu partida, que te diga cómo me duele el corazón, que te cuente que ya mi vida no es la misma, que me siento mutilada, siento que un pedazo de mí ha sido arrancado y que mis días no tienen sentido sin ti, que vivo cada día con remordimientos añorando un pasado que paso. Le suplico al viento que te cuente que en cada madre que miro veo tu rostro, que me rompe el alma recordando las cosas que aun te faltaron por ver, las cosas que me faltaron por darte, por decirte, por preguntarte.

Cruel y despiadado viento que me recuerda lo sola que ahora estoy porque mi pilar, mi vida, mi existencia eras tú. Le ruego al viento que te lleve mis lágrimas para conozcas las magnitud de mi dolor.

Oh viento que sopla alrededor llévate mi dolor.

 

(Escrito una noche triste de un diciembre alborotado por la brisa, 14/12/2011)

Anuncios

Ausencia, Partida, Ida

Ausencia, partida, te fuiste, tú no estás, vacío, antes eran palabras huecas, palabras que nada tenían que ver con mi realidad, pero hoy me han chocado de cara a la pared, hoy me duelen, hoy ya tienen un significado. Me hieren, me maltratan, me duelen. Siento como punzan en mi corazón, mi mente y mi realidad. Se han colado en mi vida, se sujetan fuertes a ella, martillan una y otra vez mi cabeza haciendo que me duela mi corazón y rompa en llantos.  Provocan en mí esa sensación de abandono, de ida para jamás volver, de perdida irrecuperable. Vacío, ausencia, soledad, palabras que me desorientan, invaden mis noches, penetran mis sueños. Hoy tú no estás, te fuiste para ya no volver, cuanto me duele al pensarlo. Faltaron tantas cosas por decirte, tantas cosas por preguntarte, te faltaron tantas cosas por ver. Te fuiste dejando una herida grave e incurable  en mi corazón,  un vacío irremplazable en mi alma y un cambio de 180 grados en mi vida. Las cosas jamás volverán a ser como antes porque nos faltas tú, porque tú eras nuestra guía, nuestro pilar, nuestra luz. Estamos perdidos sin ti mami. Sé que ya por fin estas tranquila, que conseguiste la ansiada paz y tranquilidad que tanto perseguiste en vida, pero hubieras esperado un poco y la hubieses  conseguido en vida.

El día en el que te llevamos a tu eterna morada final me costó tanto decirte adiós, guardaba la esperanza de que no fuera a ti a quien te estábamos guardando y que tu nos estarías esperando en casa, oh realidad! Triste y cruel realidad, me aterra la palabra muerte, odio cuando los demás la mencionan para referirse a ti, detesto la palabra difunto, me niego rotundamente a pensar en ti en tiempo pasado,  me rehúso a aceptar que eres todo eso,  no, no lo eres, eres la esposa, eres la madre, eres la hermana, eres, sobre todo eres y nunca dejaras de ser aunque sea en nuestros corazones y en los gratos recuerdos que atesoraremos en nuestras mentes.

Como me Llego el Amor

Como la brisa en primavera,
Como el trinar de los pájaros en una mañana de verano,
Como el sonido de las olas,
Como el dulce ruido de la lluvia al caer,
Como el sonido del arroyo cuando fluye,
Como la luz pasiva y tranquilizante de la luna llena,
Como un cielo estrellado,
Como las huellas del sol cuando se acuesta,
Como la belleza abrumadora de una tarde brillante,
Como el alegre cielo azul lleno de hermosas nubes blancas,
Como la brisa refrescante de otoño,
Como un copo de nieve en pleno invierno,
Como el suave ladrido de un cachorro,
Como la risa traviesa de los niños,
Como un beso robado de la persona que siempre has deseado,
Como la calidez de tus manos cuando tocan mi piel,
Como el sentimiento de saberse amado y amar,
Como la paz que emanan de tus ojos,
Como el bohemio nacimiento del día,
Como este sentimiento de quedarme para siempre junto a ti.
 Y a ti como te llego el amor?

Relato

Ella sale del lugar con una interrogante martillándole la cabeza, se devuelve y lo llama, él va hacia ella. Mientras caminan juntos ella le cuenta sobre sus dudas y él le responde con toda seguridad que debe continuar, que todo está bien y que se pondría peor si no continuaba. La respuesta no le convence pero está de acuerdo en continuar la farsa, cuando ese momento pasa. El conductor manejaba imprudentemente, se preocupó porque por un instante la vida de él peligro, molesta decidió lanzarle algo, el vehículo hizo como que perdía el control y el conductor se detuvo, la amenazo con sacarle un arma de fuego, él mostro temor y se quedo pasivo, ella no pudo tolerarlo, el conductor la amenaza de una manera cobarde e irresponsable cuando quien estuvo mal todo el tiempo fue él, sintió como la ira le corría por la venas y se acerco al vehículo detenido para demostrarle que no tenía miedo ante la amenaza de sacar un arma de fuego, lo desafío a que lo hiciera, ante todo esto, él se quedo al margen y luego trato de calmar la situación tomándole del brazo y llevándola aparte, le dijo que olvidara todo pero ella seguía molesta, como podía olvidarse de semejante situación insólita de abuso e irresponsabilidad, el conductor a su vez trato de marcharse y ella le lanzo algo que iba a provocarle un accidente. El tomo una vez más su mano y e insistió en huir, ella se negó porque si huía en ese momento lo estaría haciendo por todo la vida, decidió enfrentarse. Se acercó nuevamente al conductor en el momento justo en el que él saco el arma de fuego, sintió miedo pero aun así no lo demostró y se enfrento, por el miedo que sentía en ese momento no quiso soltar su mano y quiso acercarse junto con él pero se dio cuenta que no podía arrastrarlo, era una situación en parte provocada y tenía que hacerle frente, tal como lo hizo a continuación. Mientras se acercaba al conductor que estaba preparando su arma para disparar le asaltaron pensamientos y se desalentó porque sintió que él se había quedado muy pasivo, al margen de todo y que no estaba dispuesto a arriesgar su vida en lo más mínimo por ella, sin embargo ella si estaba dispuesta a morir por él. El conductor comenzó a disparar mientras gritaba cosas que no podía entender, primero lo hizo al suelo y sintió como las balas rozaban su pierna, las sintió acercarse cada vez mas y peligrosamente a su objetivo, Se agacho y tomo una piedra, se la lanzo, pensó que ganaría un poco más de tiempo y lograría acercarse al conductor para quitarle el arma, aunque no había pensado en lo mas mínimo que haría si lograba quitársela, tal vez sabia que su vida pendía de un hilo y que no lograría su objetivo. Pensó nuevamente en huir pero rápidamente lo descarto porque se repitió otra vez que si huía en ese momento lo haría toda la vida, era enfrentarse y morir en el intento, quería probar que no podía dejarse intimidar cuando alguien le amenazaba con un arma de fuego y sentía nuevamente la ira, en esos momentos el conductor subió la pistola y le apunto al pecho mientras él se quedaba pasivo mirando como perdería su vida frente a sus ojos, no hizo el mas mínimo movimiento para salvarla, de pronto, ya casi a punto de halar el gatillo mientras voceaba improperios se le paso la idea por la mente, había una forma de salir de esto con vida y lo hizo… Despertó.

Pensamientos Abstractos

Cuando ya no hay espacio para soñar sino para sollozar. Cuando los asuntos pendientes te asaltan.  Cuando sientes a cada una de las células de tu cuerpo navegar inquietas y nerviosas. Cuando sientes la manera perturbadora en la que tu corazón late  y sus latidos van inundando cada uno de los rincones de tu cuerpo. Cuando los malos pensamientos se amotinan sangrientamente en tu mente. Cuando oyes el estruendoso sonido de las  puertas  cerrándose. Cuando sientes la manera en la que el precipicio te seduce. Cuando tus ojos no quieren cerrarse por las noches  para acallar las gritos de tu conciencia. Cuando te miras al espejo y ni tú misma puedas soportar ver la imagen que se refleja. Cuando caes en un abandono total, en la desmotivación y pierdes tu rumbo. Cuando  esperas, sueñas y deseas que las cosas mejoren pero se vuelven más siniestras. Cuando  sientes que el universo conspira contra ti. Cuando la alegría de tu alma desaparece. Cuando la serenidad  se esfuma. Cuando el atardecer pierde su magia, las flores su color y el aire su frescura. Cuando tu vida se encuentra en un punto sin dirección.  Cuando el tiempo pasa tan veloz. Cuando tu boca está sellada y no puedes clamar por ayuda. Cuando no avistas la luz al fin del túnel. Cuando la desesperanza te llena de desasosiego.  Cuando tus males psicológicos se convierten en dolencias físicas. Cuando tus pesadillas se convierten en realidad y tus sueños se los traga la incertidumbre. Cuando ya no te quedan fuerzas para continuar. Cuando absolutamente todo a tu alrededor pierde su sentido.  A pesar de todo aun tengo mis anhelos de vivir, aun creo y espero a que todo mejore, aun sigo creyente de que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Aun tengo fe en los momentos venideros de felicidad.  Aun tengo fe y confianza de que todo cambiara para  bien.

Silencio Dulce Silencio

Ah! Silencio que combinado con un poco de oscuridad me reconcilia con mí ser, hace cada una de mis fibras más sensibles. Escucho su arrullo penetrando mi oído, trato de danzar con su ritmo, bailo el vals con él.

Silencio embriagador, me llena de éxtasis, cierro mis ojos y me dejo arropar por él, me envuelve tierna y cautelosamente con su aura. Dulce silencio.

Dulce silencio que aplaca la ira de mis tormentos, suavemente me transporta, me protege. Silencio que logra esbozar una sonrisa en mi rostro, que guía mis ojos para que en su abrir y cerrar dibuje mi porvenir, brillante y puro como el de mis sueños.

Silencio, el amante de mi musa y amigo de la oscuridad. Me dejo llevar por el, trato de descifrar su melodía, trato de ir al compas de ella.

Silencio, dulce silencio. Me siento embargada por este solemne silencio que me llena de paz.

Silencio, dulce silencio, tan dulce, tan fugaz…

Hoy Quiero Confesar

Hoy quiero confesar los secretos infinitos  que guardo en mi interior, que escondo de la gente, hubo un momento en el que al confesarlos me hacia débil y vulnerable pero hoy se convierten en una muestra de mi creciente poder.

 Hoy quiero pregonar que me enamore sin condiciones, que soñé sin limitaciones, que creí sin objeciones, que ame sin restricciones, que volé sin direcciones…

 Hoy quiero confesar, quiero abrir ventanas hasta ahora clausuradas, quiero romper puertas hasta ahora condenadas. Hoy quiero mirar al cielo y reconciliarme con el universo.

 Hoy quiero confesar que me quiero volverme a enamorar, vivir al límite sin pensar aunque eso signifique volver a caer con el riesgo de no volver a levantarme y es que aun sigo siendo creyente de ese sentimiento puro que despierta los sentidos y  eleva los sentimientos hasta lo infinito.

 Hoy quiero confesar que me despierto cada mañana con la ilusión de que estés aquí y que es a ti a quien quiero junto a mí. Hoy quiero confesar que cada vez que cierro mis ojos  es contigo con quien suelo soñar, que es contigo con quien cada noche dibujo un brillante porvenir, lleno de noches de pasión y tardes de color.

 Hoy quiero confesar que aunque mi camino este poblado de espinas ando por él como si no existieran. Voy con la frente en alto esparciendo mis secretos, deshaciendo viejos resentimientos, liberando mis sentimientos.

 Hoy quiero confesar…